Fuente: Sonido Gremial

Metrodelegados expusieron en Diputados con la llamativa ausencia del Gobierno porteño y la empresa

Pianeli cerró la exposición en Diputados con un discurso fuerte, emotivo y crudo sobre el cuadro de situación del asbesto en el subte

La disputa entre los Metrodelegados contra el Gobierno de la Ciudad y Emova llegó a Diputados y entre una cantidad nutrida de expositores, el asbesto fue finalmente un tema visibilizado por el Parlamento. Sorpresivamente, se hicieron presentes el gremio, trabajadores, personal afectado pero ningún representante de la empresa concesionaria del subte ni del Gobierno porteño.

Visiblemente ofuscado, la exposición de Roberto Pianeli fue aquella que le dio cierre al debate del que participaron también especialistas y que dieron una catedrática exposición sobre los daños a la salud que provoca el amianto. “Cuando nos enteramos, nos cambió la vida”, recordó el secretario general del subte. Pero también rememora: “Nos negaban, querían eliminar las pruebas”.

Fue entonces cuando mencionó la anécdota que relata que los propios trabajadores debían sustraer piezas para mandarlas analizar a laboratorios con el objetivo de saber si había material cancerígeno en las mismas. Y efectivamente, así lo era.

“La empresa, el Gobierno de la ciudad y Trabajo han reconocido que hay asbesto, que como mínimo hubo al menos fallecidos, pero lo tapan”, expresó Pianeli con visible bronca. Hugo Yasky, en la exposición previa, habló del dinero invertido en los medios por parte de los funcionarios del GCBA para ocultar el tema. RP agradeció a los medios alternativos y “sin intereses” por haber visibilizado la problemática.

“Hablar es reparador, nos hace menos vulnerables. Pero no nos consideramos vulnerables, vamos a pelear, sabemos cómo pelear, hemos nacido peleando”, redobla el dirigente de la CTA de los Trabajadores. “Cuando intentan taparte la boca, más bronca te da”, reflexiona.

Pidió que los miembros parlamentarios tomen nota del tema y les agradeció por el espacio. “Es muy importante hablarlo acá, en esta Casa y ver lo que ustedes puedan hacer, queremos una reparación para los trabajadores del subte”, dijo.

Sobre el amianto aun existente en los túneles porteños, Pianeli contó ya se han extraído cerca de 90 toneladas pero “que faltan como 200 más” y que lo sorprendente de esto es el “cómo lo sacan: lo tiran al rio, contaminando”

Los relatos de sus antecesoras fueron técnicos, practicos, descriptivos y hasta indicativos, el de Pianeli fue directamente a las fibras del hecho: la vida.

“Hay que sacar el manto”, imploró.


Ver en línea : Sonido Gremial