GACETILLA SOBRE LA REDUCCIÓN DE LA JORNADA LABORAL

  •  por Prensa del Subte [JG]
  •  Publicado el 11 de abril
  •  

Seguimos exigiendo la reducción de la jornada semanal, la desabestización inmediata de toda la red, el cambio de las flotas contaminadas y el ingreso de personal.

El lunes 10 de abril realizaremos medidas de autodefensa en las líneas B y C entre las 14 y las 16 hs. Una hora antes liberaremos los accesos en las cabeceras de esas líneas y lo mismo ocurrirá luego, de 16 a 16.30 hs.

Roberto Pianelli, secretario general y Néstor Segovia, secretario general adjunto de los Metrodelegados, recibirán a los medios de prensa en la estación Constitución de la línea C a partir de las 13 hs.

Con estas medidas, las y los trabajadores del subte, continuamos exigiendo la reducción de la jornada semanal a 30 horas, para obtener 2 francos semanales con el objetivo de reducir nuestra exposición al asbesto.

El asbesto-amianto es un material cáncerígeno prohibido en la Argentina desde el año 2003, sin embargo Emova emitió un comunicado en el que afirma que “no representa riesgo alguno para la salud de los trabajadores”.

“Los datos oficiales desmienten a la empresa: Lamentablemente ya tenemos dos muertos de cáncer por exposición a asbesto en el subterráneo que fueron reconocidos por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo. Un trabajador jubilado murió de cáncer en 2021, su caso está en proceso de reconocimiento. Ochenta y cuatro empleados con afección en la Pleura, seis desarrollaron cáncer por exposición a asbesto en su puesto de trabajo. Y una pasajera fue reconocida como afectada en el Amparo Ambiental que tramita en la justicia”, explicó Beto Pianelli, secretario general de los Metrodelegados (Agtsyp).

Esta realidad afecta, y pone en riesgo también, al casi millón y medio de usuarios que diariamente utilizan alguna de las 6 líneas y Premetro.

Así lo reconoció la justicia: “Adviértase que ha quedado demostrado que la exposición al asbesto es determinante de riesgo y que su presencia puede ocasionar un grave daño ambiental y a la salud, independientemente de las concentraciones existentes.”

Seguimos exigiendo la reducción de la jornada semanal, la desabestización inmediata de toda la red, el cambio de las flotas contaminadas y el ingreso de personal.

“Durante la pandemia, los trabajadores formalizamos el pedido de dos francos para reducir nuestra exposición al asbesto. En aquel momento, la empresa podría haber actuado con responsabilidad, y compensar el daño provocado a nuestra salud, firmando una mejora en la jornada de trabajo y de descanso semanal.” advirtió Néstor Segovia, secretario adjunto de los Metrodelegados (Agtsyp)

En cambio, EMOVA inició un proceso de desvinculación de personal, que a la fecha redujo 400 puestos de trabajo, un 10% del plantel y que tiene como objetivo aumentar sus ganancias.
El impacto en la calidad del servicio está a la vista del público: andenes y formaciones sin limpieza adecuada, estaciones sin empleados para cargar la SUBE ni personal para asistir a los usuarios.