"EL ESPÍRITU DEL CONGRESO ES OPONERNOS A LA FRAGMENTACIÓN DE LA CLASE TRABAJADORA"

Los últimos días de octubre estuvieron convulsionados en Panamá. La sanción de una nueva ley de minería, reglamentada en tiempo récord por el Presidente, generó movilizaciones callejeras, cortes de ruta, colapso del transporte y paros en algunos sectores como en la educación ¿Qué tiene que ver la explotación del cobre a cielo abierto en Panamá con el subte de Buenos Aires? Federico Cattaneo, electromecánico de taller Rancagua y parte del equipo de Salud Laboral del sindicato, estuvo en la ciudad centroamericana a raíz del X Congreso Internacional Metroviario y encuentra un punto en común: “Pese a que nada tiene que ver la explotación de una mina de cobre con un subte, en un punto es lo mismo porque es la búsqueda del negocio de una multinacional o un grupo económico en contra de un país y de lo que sus habitantes quieren”.

Federico participó junto a otros compañeros representando al sindicato del subte, AGTSyP, en las jornadas del Congreso y destacó que pese a las diferencias entre los metros del mundo: “Vamos pasando por los mismos procesos independientemente del lenguaje, la región o la cultura. Uno podría pensar que nosotros no tenemos mucho que ver con el metro de Panamá o de Corea de Sur pero cuando indagás te encontrás que el funcionamiento es el mismo pero aplicado a una cuestión local por la cultura propia pero no son grandes las diferencias”.

Este año fueron 8 las delegaciones internacionales que participaron (Panamá, México, Chile, Colombia, Brasil, Perú, Corea del Sur y Argentina) y que forman una Coordinadora de Metros que nuclea a muchos más países de la cual AGTSyP y su Secretaría de Internacionales forma parte.

Otro punto común en la diversidad fue la descripción hecha del objetivo empresarial. Según Federico: “Una de las conclusiones es que todas las empresas quieren maximizar recursos y que desde esta mirada el personal es un factor de ajuste y un factor para exprimir. Los metros tienen que crecer y avanzar pero eso tiene que tener un correlato en donde toda esa mejora también se vea reflejada en la vida del compañero adentro y afuera de su lugar de trabajo”.

En este sentido uno de los temas abordados fue la cuestión de la tecnología y su impacto en la seguridad en el trabajo. Al respecto, el compañero de Rancagua comparó que: “Tecnológicamente estemos muy atrasados lo que indirectamente tiene un efecto en la salud porque trabajamos con equipos que es inadecuado y con prácticas viejas donde no está en un primer plano la seguridad e higiene. En contraposición, en los metros más modernos, hay talleres donde está pensado por ejemplo cómo mover cargas o como trabajar con determinada electricidad. Todo esto apoyado en lo más moderno de la tecnología en cuanto al cuidado nuestra salud”. Este panorama lleva a que: “Como no tenemos esa tecnología, lo tenemos que traccionar nosotros. Lo que hace que si bien en otros sindicatos el impacto de la tecnología refleja una tranquilidad en cuanto a la seguridad e higiene, en nuestro caso la falta de la misma lo que hace es traccionar una conciencia. Porque hace que los trabajadores, junto a su organización, dejen el rol de espectador y tengan un protagonismo para modificar el lugar del trabajo. Donde el ejercicio de la modificación en el lugar de trabajo en pos de la seguridad e higiene, también hace al ejercicio de la actividad sindical”.

Durante el Congreso el compañero expuso acerca de los distintos roles que tiene la Secretaria de Salud Laboral, de su funcionamiento y de los planteos o reclamos gremiales que realiza. Por su puesto que también abordó la crisis sanitaria por el asbesto. Federico recordó que: “Nosotros arrancamos la pelea cuando nos enteramos por una nota en el diario que en el Metro de Madrid había trabajadores que morían a causa del asbesto. Nos informamos del tema, formamos un equipo, hicimos una investigación y eso fue el principio por el cual comenzamos a forzar a la empresa a hacer cosas que nunca hubiera aceptado hacer”.

También destacó que el equipo de Salud Laboral está: “trabajando en la conformación de una legislación que trate la temática del asbesto en relación a toda la sociedad y no solamente en relación al ámbito del subte. Algo mucho más global. De esta manera queda de manifiesto como la actividad sindical puede ser un unificador social que no solamente vela por los intereses de los trabajadores de una actividad sino que salimos de lo local para intentar transformar las condiciones de vida de las personas a un nivel más general”.

Finalmente explicó la importancia de esta clase de ámbitos internacionales: “No se trata de comparar que Metro está mejor y cual está peor. Se trata de que sea un espacio colaborativo, de participación y de aprendizaje mutuo. En un mundo que tiende a la libre circulación de bienes y capitales y a la implementación de los mismos modelos productivos en todas partes del mundo, uno de los objetivos perseguidos es la fragmentación de la clase trabajadora. Nosotros justamente lo que estábamos haciendo en el Congreso es oponernos a esa fragmentación y buscar un bloque de unidad que nos sirva para adaptarnos de la mejor manera posible a los planteos que hace la empresa en cuanto a la implementación de nuevos modelos y nuevas tecnologías. Eso creo es lo más importante en cuanto al espíritu del Congreso e incluso de la Intersindical”.