Página|12

El subte se va para arriba

Viernes 21 de octubre de 2016, por Prensa del Subte

En el gobierno porteño admitieron que los usuarios “van a pagar más”. Desde la oposición calcularon la magnitud que tendrá el aumento en función del presupuesto de Sbase.

Desde la oposición porteña alertaron que el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires tiene previsto llevar la tarifa del subte a diez pesos en 2017. El legislador José Cruz Campagnoli advirtió sobre un nuevo aumento de la tarifa del subte –hoy en 4,5 pesos por un amparo judicial– luego de la ronda de preguntas al ministro de Desarrollo Urbano y Transporte porteño, Franco Moccia. “Nuestro plan es seguir recuperando en términos reales lo que se perdió en este período. Por eso, va a pagar más el que lo usa y menos todos los vecinos”, indicó el funcionario en su paso por la Legislatura.

Desde que el subte pasó al Gobierno porteño, la tarifa aumentó más del 500 por ciento. En 2011, pasó de 1,10 a 3,50 y luego a 4,50. Este año el Gobierno porteño subió el subte a 7,50 junto con el incremento del resto de los transportes, ubicándolo por encima de la tarifa de los colectivos. No obstante, un amparo judicial mantiene la tarifa en 4,50. Tras una serie de apelaciones, el macrismo espera poder aplicar la tarifa y el año que viene tendrá un nuevo aumento, según dejó entrever el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte.

El funcionario de Horacio Rodríguez Larreta concurrió a la Legislatura el martes como parte de la ronda de ministros que explican los detalles del Presupuesto 2017. Entre las preguntas que recibió de los diputados opositores, Campagnoli lo consultó por la tarifa del subte.

Acerca de las tarifas, hay dos maneras de pagar el costo operativo del subterráneo: que lo pague el que lo usa: ese es el boleto; o que lo paguen todos los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires, lo usen o no lo usen: ese es el subsidio”, contestó el ministro de Desarrollo Urbano. “La discusión es cómo repartimos entre una y la otra porque no hay tercera opción. O lo paga el que lo usa o lo pagan todos los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires”, afirmó.

Que, de hecho, este año son más de 3000 millones –aportó el presidente de la comisión de Presupuesto, el macrista Alejandro García en relación con los subsidios.

Los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires, usen o no el subte, hoy están pagando, aproximadamente, 200 millones de pesos por mes –continuó Moccia–. Los que lo usan, están pagando 100 millones de pesos por mes. La pregunta es cuál es la proporción óptima entre esas dos fuentes, porque no existe una tercera: lo paga el que lo usa o lo pagan todos los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires.

Ante una repregunta sobre las tarifas, Moccia volvió a plantear: “Hace más de dos años que la tarifa no se ajusta. De hecho, hoy está judicializado el aumento a 7,5 pesos. Nuestro plan es seguir recuperando en términos reales lo que se perdió en este período. Por eso, va a pagar más el que lo usa y menos todos los vecinos de Buenos Aires, lo usen o no, que es lo que sucede hoy”.

Campagnoli preguntó por qué, pese al incremento, el Presupuesto 2017 no incluye el inicio de la Línea F (que va de Constitución a Plaza Italia). “Estamos haciendo la ingeniería. Nos parece que construir más túneles sin aprovechar los existentes es un buen negocio para el contratista, no para el vecino”, sostuvo Moccia. La construcción de la Línea F estaba prevista en el Presupuesto 2016 para iniciarse este año. El entonces presidente de Sbase, Juan Pablo Piccardo, aseguró el año pasado que la licitación de esa línea comenzaría en febrero de este año. Luego fue desautorizado por Larreta: “Ni siquiera está en proyecto”, dijo.

Campagnoli también le preguntó a Moccia por el final de la concesión de Metrovías: “Efectivamente, vence el año que viene y tenemos un equipo trabajando al respecto. Obviamente, vamos a trabajar con la Legislatura al momento de tener el modelo que queremos proponer”, dijo Moccia, sin dar mayores precisiones sobre el futuro de la empresa del Grupo Roggio.

Con la confirmación oficial de que tienen previsto volver a aumentar la tarifa del año próximo, Campagnoli hizo un cálculo en base al aumento del presupuesto de Sbase, que es de un 6 por ciento para el año próximo, pese a que el Gobierno porteño calcula una inflación del 17 por ciento. Esto, más la inflación remanente de 2016, arrojaron en los números del legislador un aumento que se acerca a 9,80 pesos.

Larreta pretende llevar el boleto del subte a 10 pesos para el 2017”, advirtió el legislador de Nuevo Encuentro. “Preparan un tarifazo en el subte. Ese tarifazo es excluyente: una parte importante de los viajeros ya no van a poder usar el subte. Además, va a tener un efecto inflacionario sobre la economía”, indicó. “Al igual que Macri, piensan los servicios no como derechos sino como mercancía. El que tiene plata, puede acceder y el resto, no. Marchamos hacia un modelo mercantilizado, donde el que no puede pagar queda a la intemperie. Vamos hacia una caída de los pasajeros como en 2012, cuando aumentaron el subte. Ahí bajó de 309 millones de boletos por año a 240 millones de boletos”, recordó. “El servicio del subte, como el agua o el gas, es un derecho y no una mercancía –advirtió–. Con una economía recesiva, con ajuste y más pobres, esto lo que hace es agravar la situación.”

Ver en línea : Página|12