Fuente: La Nación

Se realizó el paro de subte en todas las líneas por el hallazgo de asbesto en formaciones

La huelga fue anunciada ayer por la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP) en reclamo de medidas de seguridad tras el hallazgo, hace semanas, de asbesto en tres formaciones compradas a España y ya retiradas de circulación.

La huelga fue anunciada ayer por la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP) en reclamo de medidas de seguridad tras el hallazgo, hace semanas, de asbesto en tres formaciones compradas a España y ya retiradas de circulación.

En el centro del reclamo sindical están formaciones de la Línea B adquiridas al Metro de Madrid, de las que el 20 de febrero pasado Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) y Metrovías anunciaron su retiro de circulación, luego de que desde España confirmaran "la existencia de amianto en dos modelos de tren", un material cancerígeno prohibido en ambos países.

Este conflicto sindical se genera a un día de la convocatoria a la paritaria de la actividad, de la que está excluida la AGTSyP por no contar con el reconocimiento legal de su personería gremial, institución imprescindible para participar de las negociaciones salariales y de condiciones laborales.

La convocatoria a la paritaria fue realizada por la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad, que hoy no ocultó su "sorpresa" por la medida de fuerza gremial, ya que, según afirmaron, "existe un diálogo permanente con los metrodelegados".

Sin embargo, a la mesa paritaria de mañana se sentarán por los trabajadores sólo representantes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), junto autoridades empresarias y del gobierno porteño.

En la Subsecretaría de Trabajo porteña analizaban esta mediodía los pasos a seguir ante la huelga anunciada por los metrodelegados y por el impedimento legal de, eventualmente, declarar la conciliación obligatoria para evitar la medida de fuerza, ya que la AGTSyP no cuenta con la personería gremial.

En la conferencia en la que anunciaron el paro de esta noche, los metrodelegados pidieron esta mañana "la creación de un protocolo que indique qué deben hacer los trabajadores que manipularon estas formaciones y la realización de exámenes médicos a todos".

Asimismo, exigieron la "creación de una comisión especializada" para que analice otra tanda de trenes comprados al Metro de Madrid, los CAF6000, "que cuando pedimos que se investiguen el gobierno de la Ciudad lo investigó en papeles pero no hizo los estudios correspondientes", explicó el líder de la AGTSyP, Roberto Pianelli.

Por su parte, Enrique Rositto, secretario de Prensa del gremio, dijo que los "CAF5000 eran vendidos como chatarra o se usaban para pruebas de explosivos en España, y fueron adquiridos por el entonces jefe de Gobierno Mauricio Macri en una compra directa, algo que es ilegal, dado que por el monto en cuestión debía haberse llamado a licitación".


Ver en línea : La Nación