Fuente: Página|12

Línea C(on) demoras

Después del choque contra una columna, el viernes, Metrovías intentó reiniciar el servicio sin la inspección de los peritos. El sindicato reclamó y el subte volvió después del visto bueno.

Después de tres días sin servicio de subte, ayer a la tarde volvió a funcionar con demoras el recorrido completo de la línea C, luego del descarrilamiento de una formación ocurrido el viernes pasado. En aquel momento, la infraestructura de la estación Constitución recibió daños por lo que se ordenó la interrupción. Por la mañana, Metrovías informó en los parlantes que la interrupción se debía a una medida gremial.

Lo que ocurrió, en realidad fue que Metrovías intentó retomar el servicio, pero la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) denunciaron que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires todavía no había realizado las inspecciones pertinentes, y detuvieron el arranque de las formaciones por el peligro de derrumbe que implicaba para usuarios y trabajadores. Pasadas las 16, a pedido del sindicato, el Gobierno porteño concretó la revisión, y al asegurar que los daños infraestructurales no eran críticos se retomó el servicio, con demoras.

Metrovías informa: la linea C se encuentra interrumpida debido a medidas de fuerza gremial”, anunciaban ayer los altoparlantes de las estaciones de subte, luego de que AGTSyP considerara que todavía no era seguro retomar el servicio. Desde el sindicato rechazaron la información de la empresa y aseguraron que la decisión se debió a que “parte del túnel de la estación Constitución se encuentra bajo peligro de derrumbe luego del grave accidente ocurrido el pasado viernes” y que “hasta el día de hoy (por ayer), las obras de reparación no se encuentran terminadas”.

Según informó a Página/12 Enrique Rositto, secretario de prensa del sindicato, “Metrovías se autohabilitó” para retomar el recorrido entero de la Línea C, ya que “no había ninguna habilitación del gobierno de la ciudad, que es lo que corresponde. No sabíamos si el daño era realmente grave o superficial”, detalló. Una vez realizada la inspección pertinente, alrededor de las 16, el sindicato confirmó que no había peligro y se retomó el servicio, con demoras.


Ver en línea : Página|12